BKB Moms @BKbmoms

RT @ReneMiamiHerald: The population of downtown #Miami is bigger than ever -- and they're starting to raise families. https://t.co/B285tOTS…
May 30 18:50:10 Reply Retweet Favorite

Editor's picks
    English Español
  • El arte de Comer Conscientemente

    Eat cleanpara BKB Moms / por Silvia Lyle
    Kundalini, Pre/Post Natal Yoga Instructor & Integrative Nutrition Health Coach

    La comida puede ser uno de los placeres más grandes a los que tenemos acceso la mayoría de los seres humanos. Es una de las fuentes de energía para hacer nuestras actividades y nutrirnos. Sin embargo en muchas de las ocasiones no nos damos cuenta de todo lo que implica el importante proceso de alimentarnos.

    ¿Cuántas veces has comido un platillo entero sin saborear ningún bocado? ¿Cuántas veces has comido por stress, por aburrimiento, mecánicamente o de pie? Sin lugar a dudas, me atrevería a adivinar tu respuesta… muchas veces.

    Comer conscientemente no se refiere a la idea de una dieta específica, de ciertos menús, recetas o corrientes de alimentación. Comer conscientemente se basa en la tradición budista de la “atención plena” ó “mindfulness” que fomenta el cultivo de la conciencia, de tener la energía y los sentidos despiertos al momento de alimentarnos, de degustar los sabores, de masticar, de la práctica de estar PRESENTES. ¿parece sencillo?, probablemente si, sin embargo al intentarlo te darás cuenta que requiere más voluntad de la que pensabas, dedicación, buena memoria y una clara intención para ser constante en este hábito de vida tan saludable.

    ¿Cómo lograrlo?

    1.- Di no al multitasking*:
    Cuando vas a comer, come solamente, deja de hacer lo que sea que estás haciendo, no leas, no trabajes, sobre todo deja de usar el celular, aléjalo de ti para evitar cualquier tentación, apaga el televisor, éstos, son los primeros obstáculos que distraen y que impiden estar presente. Cuando comas, solamente come.

    2.- Siéntate:
    Parece obvio, pero muchas veces comemos parados, caminando alrededor de la cocina, de la mesada, de prisa y distraídos. Si cada vez que comes te sientas, y alineas tu postura, vas a prestar más atención a la cantidad de comida que comes y te estarás concentrando más en ella.

    3.- Agradece:
    Honra tus alimentos, puedes hacerlo con alguna oración o con cualquier pensamiento de tu gusto para expresar gratitud. Agradece a quienes hicieron posible que la comida esté en tu mesa, la gente que la sembró, que la preparó. Puedes hacerlo en tu mente, te toma solo unos segundos. Si estás en familia es lindo hacerlo en voz alta para cultivar en los niños y jóvenes a que aprendan este hábito desde chicos.

    4.- Mastica bocados pequeños:
    Coloca un bocado pequeño en tu boca. Intenta masticarlo entre 30 y 50 veces antes de tragar. Masticar tantas veces hace que la comida se vuelva líquida y junto con la saliva facilita el proceso de digestión. Intenta poner los cubiertos en la mesa entre bocado y bocado para hacer una pausa, y así te concentres solo en masticar. Respira, trata de relajarte. Concéntrate en lo que estás haciendo.

    5.- Involucra los sentidos. Saborea:
    Reconoce los sabores, las texturas, saborea, disfruta. El beneficio de esto es que cuando comiences a estar más presente en tus comidas, empezarás a eliminar comidas que no te gustan del todo. Sobre todo de comidas mediocres con sabores artificiales.

    6.- Reflexiona sobre el origen de la comida:
    Intenta incluir comida saludable, incluir más verduras, frutas, alimentos que te nutran, que vengan de la tierra, que verdaderamente te alimenten, que estén cargados de la energía del sol, que tengan colores brillantes, variados. Te mereces comida de la mejor calidad, te mereces comida viva, comida real.Foto comida

    Hace tiempo tuve la oportunidad de ser invitada a una comida muy especial en donde la preparación de los alimentos y el proceso de comerlos se hizo en silencio, implementando los sentidos en cada bocado. La experiencia fue poderosa, única y transformadora. Desde entonces intento estar más presente mientras me alimento, algunos días lo logro mejor que otros, en ocasiones se me olvida y la dinámica de la vida me quiere alejar de practicarlo, pero lo importante es seguir en el intento y no rendirse hasta que se vuelva un hábito.

    Cierro con una de mis frases favoritas del maestro y monje budista Thich Nhat Hanh “La comida no sólo alimenta mi cuerpo, sino que también alimenta mi alma, mi consciencia y mi espíritu. Comer concentradamente es una de las prácticas de meditación más importantes.”

    Con amor y gratitud,

    Silvia Lyle
    786.252.9935 

    Comments

    comments

© www.brickellandkbmoms.com - All rights reserved - Join our club - About Us - Terms of Use - Privacy Policy - Meet the Team - Subscribe - Contact Us